HISTORIA

Fundación

Su origen es posiblemente visigodo. En el siglo XVI se ubicaba en un lugar llamado “Ejido de Centenera”, si bien su existencia como aldea con territorios propios se asienta definitivamente hacia la segunda mitad del siglo XIX.

Tuvo varias denominaciones desde “Ejido de Centenera”, “Aldea Nueva de Zentenera” y finalmente “Aldeacentenera”.

Aldeacentenera pertenecía a la comunidad de Trujillo y tenía su lugar en medio de sus dos ejidos que conservan el nombre de Centenera. Era arrabal de la ciudad de Pizarro.

El traslado del Ejido de Centenera se debe, probablemente a que los colonos del Marqués de Risell, dueño de grandes propiedades, decidieron situar sus viviendas cercanas a la casa de este. Así, pasa a llamarse Aldeanueva de Zentenera y más tarde a su nombre actual. Existe una leyenda que dice que el traslado fue debido a una plaga de hormigas que causaba enfermedades a los niños.

Conquista americana

En el Ejido de Centenera nació Pedro Alonso de Centenera, quién acompañó a Pizarro en la conquista del Perú, tomó la ciudad de Cuzco de la que fue alcalde hasta su muerte en 1555. Aquí también nació el capitán Alonso Álvarez de Pineda en 1494, explorador del golfo de México y fundador de la ciudad de Corpus Christi, en Texas.

Edad contemporánea

Como consecuencia de la Constitución de 1812, se erigió en Ayuntamiento independiente. Sus cargas gravitaban sobre los fondos de Trujillo.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834, entonces conocido como Aldeacentenera, quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo